La recuperación de la mastopexia

Por Cirublog / hace 4 meses / 24 Comentarios ».

El proceso de recuperación postoperatoria de una mastopexia es bastante soportable y muy poco doloroso, siendo los primeros dos días los más molestos, sintiendo luego una mejoría con respecto al dolor.

Debemos tener en cuenta que salimos de una operación y, por muy leve que sea, siempre se notará unas molestias en los primeros días.

También la recuperación postoperatoria depende demasiado del tipo de técnica que se haya empleado, siendo más fastidioso y largo recuperarse de una mastopexia en la cual se ha llevado la implementación de la técnica T invertida, la cual es una de las varias técnicas que se pueden utilizar, dependiendo de las necesidades y del gusto del paciente.

A pesar de ello, todas las molestias suelen ser controlables consumiendo los medicamentos recetados, pero sin evitar sentir cierto dolor en los senos por un par de semanas.

Algunas pacientes prefieren aguantar el dolor por el hecho de no tener que tomar medicamentos. Esto es un error por su parte, pues los medicamentos recetados son seguros y ayudan mucho a pasar ese postoperatorio de forma mucho más suave. Está claro que cada persona puede tomar la decisión que crea conveniente, pero nosotros aconsejamos que se haga caso al médico que te opera, y tomes la medicación recetada cuando corresponda.

¿Cuándo me quitarán los puntos?

Los parches o vendajes son retirados pasados algunos días y son sustituidos por un sujetador especial.


Mientras tanto, los puntos son retirados entre la primer y segunda semana después de la cirugía de mastopexia, mientras que el edema no se retira por completo anteriormente entre las 3 y 6 semanas. Los pezones normalmente suelen causar una sensación de ardor mientras transcurren las primeras dos semanas. Si pasado el tiempo indicado continuamos con los síntomas postoperatorio deberíamos acudir al profesional que nos atendió para que revise la zona y se asegure de que no hay complicaciones.


Algo fastidioso resulta el hecho de no poder realizar gran cantidad de movimientos, principalmente durante los primeros 10-15 días posteriores a la cirugía, para así poder evitar que las heridas se abran y que las prótesis se muevan (en el caso de que te hayas puesto).

Es en la tercera semana cuando la paciente puede comenzar a llevar una vida efectivamente normal. Y aunque se pueda reanudar el trabajo días después de realizada la operación, ésto depende de la intensidad que requieren las actividades a las cuales se dedica. Se necesita prevenir levantar objetos por sobre la cabeza en un período de entre 2 ó 3 semanas aproximadamente.

Sostenes especiales

Durante todo el primer mes, es aconsejable utilizar un sostén especial sin varilla, el cual se encargue de mantener al seno en su posición, ayudando a prevenir movimientos bruscos y adaptar a los senos a su nueva condición después de la operación. También se aconseja que ese sostén sea de cualquier marca y estilo, y debe emplearse por al menos seis meses, pero olvidando utilizar sostenes con varilla por siempre.

postoperatorio mastopexiaComo en toda cirugía estética, la mastopexia es siempre una técnica segura, mientras la practique un cirujano el cual esté enteramente calificado para llevarla a cabo, aunque como en toda operación, podrían ocurrir complicaciones y riesgos relacionados a la cirugía de mastopexia. La mastopexia además, deja cicatrices que son visibles y permanentes, que igualmente se alivian con el transcurrir del tiempo y que bien se pueden ocultar por debajo del bikini o sostén.

Debemos buscar un profesional cualificado que nos realice la operación en un centro médico o en una clínica que posea las instalaciones adecuadas y necesarias. Nuestra salud y nuestro bienestar no debe ponerse en duda  por ahorrarnos un poco de dinero.

En fin, es tras un mes después de la cirugía cuando se puede comenzar a observar el resultado correcto de la mastopexia, luego de una reducción notable de la inflamación, aunque recién puede verse el resultado definitivo a los 6 meses, cuando los senos ya se localizan en una posición más estable. Pero mientras tanto, se deben emplear los cuidados necesarios como para no empeorar la recuperación y así alargar el tiempo de espera para la finalización de la misma, así como mantenerse en un contacto permanente con el cirujano implicado consultando cualquier duda que surja y notificándolo ante cualquier dolor o molestia que tengas.

Las pacientes que salen de este tipo de intervenciones, por regla general muestran un grado de satisfacción muy elevado. Admiten que los miedos e ideas que tenían al principio, no se han traducido en una realidad, que los resultados han superado incluso sus expectativas y que la sensación es de un pecho natural y bien colocado.

Os invitamos a compartir con todos nosotros vuestras experiencias y consejos acerca de esta intervención, cómo hacer más llevadera la recuperación, y qué resultados habéis obtenido. Podéis contárnoslo todo en la sección de comentarios ubicada especialmente para ello.

La recuperación de la mastopexia
4 (80.25%) 81 votes

24 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *